Bienvenidos a nuestro Blogg

Esperamos que disfruten de este momento con nosotras y que experimenten el amor y la providencia del Amor Sacramentado en esta pagina.

Método para la adoración eucaristica.

13 de agosto de 2011 a la(s) 17:54
La adoración eucarística es la oración silenciosa ante la Eucaristía.
Muchos pueden ser los métodos o caminos que orientan y facilitan la oración/ la oración es un don de Espíritu/ es el diálogo en el que siempre tiene Dios la iniciativa.
La oración cristiana/ puede brotar solo de una fe teologal viva y de un amor que es respuesta a Aquel que nos amo primero.
La adoración eucarística comienza en la celebración de la Eucaristía y se prolonga en la adoración silenciosa o comunitaria fuera de la misa. El fruto mejor al que puede aspirar la oración silenciosa ante la Eucaristía es configurarnos interiormente con Cristo/ hacer pasar en nuestra mente sus pensamientos/ en nuestro corazón sus sentimientos/ y nuestra voluntad sus actitudes.
La adoración eucarística tiene como característica que la distingue el silencio y la contemplación adorante,
A veces éste silencio necesita alimento que los motive. El alimento bueno y seguro para vivir en verdadera adoración ese tiempo precioso será siempre la Palabra de Dios.
La contemplación es la expresión más sencilla del misterio de la oración.
Para facilitar la oración ante la Eucaristía ofrecemos las siguientes sugerencias/ pero naturalmente la riqueza de la Palabra de Dios es mucho más amplia y cada uno puede acercarse, a ella en la forma que mas le ayude y convenga.

PREPARACIÓN
En silencio:
Oh Dios mío, creo, que estás realmente presente en tu Sacramento de Amor. Qué bueno eres/ ¡oh Jesús mío!, al permitirme llegar a Ti y pasar esta hora Santa contigo.
"Prepárate, alma mía, recoge tus sentidos, aparta todas las distracciones y preocupaciones, para que puedas escuchar las inspiraciones del Rey Divino, escondido, si, más verdaderamente vivo en la Hostia Adorable."
¡Oh Espíritu Santo, ilumina mi mente, inflama mi corazón! ¡Oh Virgen Inmaculada, Madre Mía, dame tu corazón para adorar a tu Hijo Divino! ¡Señor San José ayúdame...! ¡Ángel custodio mío... vela por mí!
La Santa Adoración se divide en cuatro partes: en cada una de ellas se honra a Nuestro Señor mediante los cuatro fines del Santo Sacrificio de la Eucaristía, que son: adoración, acción de gracias, reparación y suplica."

De nuevo aquí me tienes, Jesús mío
confuso y humillado ante tu altar;
sin saber que decirte ni que hablarte
ansioso solamente de llorar.

Vengo del mundo, vengo del combate
cansado de sufrir y de luchar;
traigo el alma cargada de tristezas
y hambriento el corazón de toda soledad.

De esa soledad dulce y divina
que alegra tu presencia celestial;
donde el alma tan solo con mirarte
te dice cuanto quiere sin hablar.

Mis miserias Señor, aquí me traen,
¡Ay! Mírame con ojos de piedad;
soy el mismo de siempre, Dueño mío
un abismo infinito de maldad

Un triste pecador siempre caído
que llora desolado su maldad;
y gime bajo el peso de sus culpas
y ansía recobrar su libertad.

Soy un alma sedienta de ventura
un corazón que muere por amar;
y abrazarse en la llama inextinguible
del fuego de tu eterna caridad.

Concedeme, Señor que a ti me acerque
permíteme que tus pies llegue a besar;
déjame que los riegue con mi llanto
y sacie en ellos mi ardoroso afán.

¡Oh! Qué bien se está aquí mi Dueño amado
ante las gradas de tu santo altar;
bebiendo de las fuentes de aguas vivas
que brotan de tu pecho sin cesar.

Quien pudiera vivir, eternamente
en aquesta divina soledad;
gozando de tu amor y tu hermosura
en un éxtasis dulcísimo de paz..

Recitar en voz alta:

Oración

Señor Jesús… verdadero hombre y verdadero Dios yo creo que estas realmente presente aquí en la Santísima Eucaristía, Sacramento permanente de tu Iglesia, sagrado convite en el cual se nos participa la gracia de tu Sacrificio y nos es dada la prenda de tu futura gloria.
Te adoro profundamente, y deseo amarte con todo el ardor de mi corazón.
Junto contigo y en unión con la Iglesia, intento rendir gracias al Padre en el Espíritu Santo, por lo inefables bienes que El bondadosamente, da a los hombres en la creación y en el Misterio Pascual.
Quiero unirme a la reparación por los pecados de todos los hombres por los cuales te ofreciste sobre la cruz al Padre reconciliando a la humanidad con El.

En tu nombre pido el advenimiento del Reino de Dios que todos los hombres te conozcan, Camino, Verdad y Vida, y vengan ha ser un pueblo, reunido, en la unidad del Padre del Hijo, y del Espíritu Santo, amándose los unos a los otros como tu nos amas oh Señor. Amén.

ADORACIÓN
Oh Dios mío, Trino y Uno, te adoro... reconozco todos tus derechos de Creador y Supremo Señor y mis deberes de absoluta dependencia de tu majestad infinita. Tú eres mi Padre, y yo soy tu hijo, eres mi Señor y yo tu siervo; eres mi Rey y yo tu súbdito. Estos deberes me han sido impuestos por mil títulos gloriosos tuyos. Infinito en grandeza, en Sabiduría en Poder., en toda perfección. Tú mereces mis obsequios, mis adoraciones y todo mi amor.

Oh gran Dios/ soberano absoluto/ Señor de todas las cosas y de todos los sucesos; de Ti oh Señor depende la vida/ la salud; de Ti dependen los hombres/ las familias y las naciones.
YO te adoro; me postro a tus pies/ te amo con todo mi corazón. Quiero todo lo que tú quieras o permites y me abajo a todas las disposiciones de tu Divina Providencia siempre buena y paternal.
¡Oh Jesús mío/ velado en la Hostia Santa! Haz que una de mis débiles adoraciones a las profundas e incesantes que Tú elevas al Padre de día y de noche.
Practica: hacer actos de fe/ de esperanza y de caridad; de adoración y de abandono en la Divina Providencia. Con la fe/ damos a Dios nuestro espíritu; con la esperanza/ todo lo que está por venir/ con la caridad nuestro corazón/ con la adoración/ todo nuestro ser y con el abandono nuestra voluntad.
ACCIÓN DE GRACIAS
Oh/ Dios mío/ te agradezco los innumerables beneficios que de tu bondad he recibido/ así en el orden natural como sobrenatural. La creación/ la conservación/ la salud/ la educación; la Encarnación/ la Redención/ la Fe/ los Sacramentos y especialmente la Divina Eucaristía/ dulce tesoro de la tierra. Las gracias particulares en todos los estados y edades de mi vida/ finalmente te agradezco la promesa de vida eterna...
Mi adorable bienhechor/ ¿qué podré ofrecerte en cambio de tu generosidad? ¡Ah! Si Señor mío/ te ofrezco mi pobre corazón en agradecimiento por todas tus bondades/ espero/ ayudado de tu gracia/ ser fiel a está mi promesa.

Oh, eterno Padre, bienhechor de todo el género humano te agradezco el habernos dado a tu Divino Hijo en el Santísimo Sacramento.
Gracias, oh Dios mío, por todos tus beneficios.
REPARACIÓN
Oh, Dios mío, me postro a tus pies y te pido humildemente perdón por los pecados de todas las familias, de [a sociedad, de las naciones y del mundo entero, con que eres ofendido continuamente. Te pido perdón/ especialmente, por todos los sacrilegios que se han cometido a tu Sacramento de Amor.
Divino Salvador mío, te ruego perdones mis innumerables pecados y todos aquellos que he tenido la desventura de haber cometido. Si, Dios mío, perdona los pecados de mi infancia, de mi juventud y de toda mi vida. Perdona asimismo, los pecados de mis padres, de mis parientes y amigos. Oh Divino Jesús, no olvides que has muerto por nuestro amor... Perdónanos.
SUPLICA
Oh, dios mío, lleno de confianza me presento ante tu trono de gracia y misericordia; te ruego me concedas todas las gracias de que tenga necesidad tanto naturales como sobrenaturales.
Oh mi Jesús, concédeme la gracia de una vida totalmente cristiana, la fuerza para vencer mis pasiones y la perseverancia final, que me abrirá las puertas del cielo; especialmente, Oh Señor, dame una fe viva un amor fuerte, generoso y desinteresado para servirte en el adorable Sacramento de la Eucaristía.
Imploro también tu ayuda, Oh mi Divino Salvador, en pro de la Santa Iglesia, tu digna Esposa y tierna Madre mía ; de

tu Vicario en la tierra, el Sumo Pontífice/ de nuestro Obispo y Sacerdotes y de toda la Iglesia.
Protege, Dios mío, a mis padres,..a mis parientes, amigos y enemigos.
Divino Rey, permíteme repetir una plegaria por tu misma
gloria i Da a conocer, Oh Señor, a todos los pueblos decía
tierra, que Tú eres el Camino la Verdad y la Vida, haz que el mundo entero te reconozcan y amen como al Rey y Señor.
Se mi único pensamiento, mi primer deseo y el fin de mis obras al adorarte encontrare el preludio de la gloria y de la eterna felicidad.
Oh mi Jesús, oculto en la Hostia Santa, contigo imploro esta gracia al Padre Celestial.
Oh Dios mío bendice a la Santa Iglesia . Así sea.

2 comentarios:

patricia dijo...

bellísima oración, con su permiso quiero copiarla para orar frente al Santísimo.

Alondrina Talisman dijo...

Bendigo a mi Papá Dios haberlas encntraqdo, no se imaginan como vahamejorar mi Adoraci´jon Eucarística con estas oracionesy lectura de ssugerencias, para econtrarme y vivir con el Divino, paraEl y Por El. !Gracias¡¡¡
Por favor ayudenme aorar por misHijos María, Gabriel y Davbid, paraquePapaDiosBendiga sus hogarescon amor, respeto, comprensión aceptaci´n y perseveranciaalaSant´jisimo Sacramento ddel Matrimonio